Cómo ayudar a tus defensas

¿Para qué sirven las vitaminas?

Las vitaminas son nutrientes esenciales imprescindibles para el normal funcionamiento del organismo ya que tienen una función reguladora y protectora. Nuestro organismo no es capaz de generar vitaminas, por lo que debemos conseguirlas a través de nuestra dieta.

Se consideran micronutrientes porque el organismo las necesita en cantidades pequeñas. Ningún alimento contiene cantidades adecuadas de todas las vitaminas ya que cada grupo de alimentos contienen diferentes vitaminas y en proporciones variables.

Las vitaminas generalmente se clasifican en dos grupos:

Vitaminas liposolubles, son cuatro (vitamina A,D,E y K) Las asociamos con la ingestión de alimentos generalmente grasos.

Vitaminas hidrosolubles, Vitamina C y las vitaminas del grupo B (B1, B1, B3, B6, B12), ácido pantoténico, biotina, ácido fólico. Suelen asociarse a alimentos con un alto contenido en agua.

Las vitaminas pueden perder su actividad por la acción del calor, la luz, el aire o la humedad. Debido a esto, durante el cocinado de los alimentos se pierden vitaminas.

 

¿Cómo consigue el cuerpo humano las vitaminas?

Nuestro cuerpo consigue vitaminas a través de la alimentación, por eso lo mejor para nuestra salud es comer con inteligencia. Saber qué vitaminas aportan cada tipo de alimentos nos ayudará a establecer una dieta sana y equilibrada en nuestro día a día. Entonces, ¿en qué alimentos podemos encontrar los diferentes grupos de vitaminas?

Vitamina A: Se encuentra básicamente en alimentos de origen animal. Principalmente en el hígado, aceites del pescado, también en lácteos, huevos y pescado azul.

Vitamina B: Podemos encontrarla en el pescado, el pollo, la carne, los huevos, frijoles, judías, algunos cereales y productos lácteos.

Vitamina C: Situada en las frutas y verduras, especialmente los cítricos, pimientos, tomates.

Vitamina D: Es una vitamina muy sensible a la luz y necesita de la luz del sol y se encuentra sobre todo en los lácteos y los huevos.

Vitamina E: Podemos encontrarla en las legumbres, frutos secos, verduras de hoja verde y en los cereales.

Vitamina K: situada en los vegetales de hoja verde como las espinacas y en las legumbres. También en carnes, huevos, cereales etc.