Cómo ayudar a tus defensas

¿Para qué sirven los minerales?

Los minerales son elementos naturales no orgánicos que podemos encontrar en la naturaleza y son necesarios para el buen funcionamiento del organismo humano, garantizando la formación de los huesos, la producción de hormonas y la regulación del ritmo cardiaco o, el funcionamiento de nuestros genes. Además, muchos minerales facilitan la entrada de sustancias beneficiosas a nuestras células, como por ejemplo el sodio, que ayuda a la glucosa a llegar a las células y nos suministra toda la energía que necesitamos diariamente. Los minerales también contribuyen a fortalecer nuestro sistema inmunitario, lo que nos ayuda a prevenir infecciones y otras enfermedades. Es muy importante tener una dieta equilibrada que incluya todos los minerales ya que el cuerpo no es capaz de crearlos por sintetizarlos y solo puede ingerirlos.

Los minerales se dividen en dos grupos, macrominerales y oligoelementos:

Macrominerales: Son aquellos que el organismo necesita en cantidades mayores. En este grupo se sitúan el calcio, fósforo, magnesio, potasio, cloro, sodio y azufre. La mejor forma de obtener estos elementos es a través de la alimentación.

Oligoelementos: Son los minerales que el organismo necesita en pequeñas cantidades y ejercen una función primordial en todos los procesos enzimáticos del organismo, en las actividades hormonales y en el metabolismo de las proteínas. Los Principales oligoelementos son el hierro, manganeso, selenio, yodo, cobre, cobalto, zinc y flúor.

Podríamos decir entonces que, los minerales poseen una función reguladora, dedicándose a la obtención de energía a nivel celular y contribuyendo al metabolismo.

¿Cómo adquiere minerales el cuerpo humano?

El ser humano puede conseguir la cantidad de minerales necesaria de forma natural, ¿cómo lo hace y que minerales son los más importantes?

Calcio, fundamental para el desarrollo y mantenimiento de huesos y dientes. Podemos conseguirlo consumiendo tres porciones de lácteos al día, ya que los productos lácteos son la mejor fuente de calcio.

Fósforo, necesario para el metabolismo energético, la absorción de calcio y la conversión de proteínas para el crecimiento, mantenimiento y reparación de células y tejidos. El fósforo es muy fácil de encontrar ya que está presente en la mayoría de los alimentos, sobre todo la carne, la leche, los frutos secos, las semillas y los cereales integrales.

Magnesio, esencial para activar enzimas, músculos y funciones nerviosas. Podemos encontrarlo en alimentos integrales, las algas marinas, las frutas cítrica y los vegetales de hojas verdes como el brócoli.

Sodio, componente de la sal presente en casi todos los alimentos, sobre todo en los procesados como los cereales del desayuno, la sopa de sobre y las salsas.

Hierro, desempeña un papel fundamental en la producción de hemoglobina y podemos conseguir la cantidad adecuada tomando una porción de carne roja o de sardinas.

Potasio, ayuda a que los músculos y nervios funcionen a la perfección y podemos encontrarlo en la fruta y las verduras.

Selenio, previene el daño de las membranas celulares y es clave en el correcto funcionamiento del sistema inmunitario. Se encuentra presente en los mariscos, la mantequilla, el aguacate y los cereales integrales.

Zinc, necesario para el mantenimiento de la vista, el gusto y el olfato, y presente en la mayoría de pescados, mariscos, carne roja, frutos secos y legumbres.

 

BIBLIOGRAFÍA

(1*) Los minerales imprescindibles para vivir
https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/diccionario/minerales.html

(2*) Minerales
https://www.webconsultas.com/dieta-y-nutricion/dieta-equilibrada/micronutrientes/minerales/introduccion-1827

(3*) Qué son los minerales
https://biotrendies.com/que-son-los-minerales.html

(4*) Minerales en el cuerpo humano
https://es.calameo.com/read/0016591761047419f5cde

(5*) Los minerales, concepto y clasificación
http://www.educaguia.com/apuntesde/nutricion/MINERALES/MINERALESI.pdf