04/10/2010 Irene Garcia

El truco de la cebolla

Ha llegado el otoño. Tras la vuelta al cole vienen los fríos. La lluvia, el viento, las calefacciones y los cambios de temperatura. Los niños, sobre todo los muy pequeños, con su sistema inmunológico aún no del todo desarrollado son, junto con los ancianos, los más vulnerables frente a todas las inclemencias del tiempo.

Una cuestión importante es la ropa. Si los adultos en este tiempo no somos capaces de acertar a veces con el modelo, imagina un niño, más interesado en enseñar su nueva camiseta de Bob Esponja que en protegerse del mal tiempo.

En estas estaciones intermedias en las que uno por la mañana no sabe si va a hacer frío o calor, el mejor truco es el de la cebolla. Vístelos con capas y evitarás problemas. Los niños juegan, corren, sudan y no paran, haga frío o no. Mantén una buena provisión de chaquetas, camisetas de manga corta y larga. Superponer prendas puede ser muy estiloso y está de moda – y si no lo está, marca tú las nuevas tendencias.

Eso sí, asegúrate de estar pendiente. Por algún extraño motivo que desconozco, los niños, mientras están entretenidos jugando, no sienten ni frío ni calor.

Por otra parte, seguir practicando actividades al aire libre es muy saludable.Sin demasiados dramas, en los países del norte de Europa hace mucho peor tiempo que aquí y los niños salen a la calle, es una simple cuestión de adecuar el vestuario.

Como último consejo, mantener una alimentación sana, que incluya frutas, verduras, yoghourts y o leches fermentadas, y si es necesario un aporte extra de vitamina C, puede ayudarte a que tus hijos superen la época otoñal sin demasiadas complicaciones.

1 Comment to El truco de la cebolla

  1. Patricia Salbi's Gravatar Patricia Salbi

    Ande yo caliente, ríase la gente =)
    Irene, ¡soy fan del truco de la cebolla, siempre voy cargada con chaquetas!

Deixa el teu comentari

You must be logged in to post a comment.